domingo, junio 26, 2005

Las invitaciones

Serán algo que todos van a comentar. El modelo que elige la pareja no debe ser ageno a su estilo propio: no conviene que sean muy elaboradas si la boda va a ser sencilla, por ejemplo. En el caso que tenemos entre manos nos hemos decidido por algo muy clásico con lo que no creemos equivocarnos. Poch y yo somos muy naturales (excepto cuando me maquillo y utilizo más pintura que una puerta) y por eso nuestras invitaciones serán tamaño A4 en color blanco y dobladas por la mitad de manera que al abrirlas las letras están impresas a ambos lados del doblez. El color de letra elegido es el azul por deseo expreso de la novia (cuántas ganas tenía de escribir eso). El tipo de letra es Shelley Volante, mu fino y mu elegante, como diría quien yo me sé.

Por el momento nada más, sólo rezad por ser los elegidos.

Antecedentes

Ayer contábamos los días para la mundialmente conocida como bodadelmilenio. Hoy vamos a explicar porqué se llama así: simple, sencilla y lógicamente porque es la nuestra. No existen más razones y tampoco las necesitamos. Me voy a casar con el hombre más maravilloso de la tierra y ya sólo faltan cuatro meses y ocho días para ello. No hay nada más importante. Ni siquiera el hecho de que no tenemos todavía sitio para vivir (esperamos que próximamente se nos comunique la buena noticia de que nos dejan entrar por fin en la casita).

¿Y cómo sé yo que el hombre de mi vida es mi Poch?; súper fácil: no puede existir nadie mejor. Es buenísimo, simpatiquísimo, guapísimo, inteligentísimo y tiene una cualidad que no he encontrado en nadie más: ME QUIERE, ¿no es un amor?.

Ya encargamos ayer las invitaciones para el "enlace". Os recomiendo mi siguiente artículo en el que hablo de ellas y desvelo secretos que sólo conocerán los afortunados que las reciban...

sábado, junio 25, 2005

Empezamos

Faltan 4 meses y 10 días para la boda más importante del milenio, la nuestra.

Medical Office Software
Medical Office Software
Google